Herrera Jasmine

Herrera Jasmine rinde tributo a la flor más emblemática del universo Carolina Herrera. Un jazmín luminoso, elegante y sofisticado que florece cada temporada para mantener el vigor y el espíritu creativo de la casa.
El jazmín es una fuente de inspiración infinita para Carolina Herrera. Es una flor excepcional con una evolución en paralelo a la de la marca, siempre radiante desde los recuerdos más antiguos hasta los proyectos más recientes. Es una realidad que conforma su sensibilidad estética y su atención al detalle, la calidad y los acabados de sus creaciones, la pasión contagiosa y la alegría de vivir que desprende en todo lo que hace.
"El jazmín forma parte de mi vida, siempre ha estado a mi lado, mucho antes de que me dedicara a la moda. Es el primer aroma que descubrí". Carolina Herrera

Jazmín: los orígenes

El taller de la firma se encuentra en el corazón de Nueva York, la ciudad que vio nacer la carrera como diseñadora de Carolina Herrera. Aquí se encuentran en todo momento materiales de la máxima calidad que cuentan la historia de una nueva colección que utiliza el jazmín como fuente de inspiración inagotable.
La forma, el color y la textura de la flor que acompaña a Carolina Herrera desde su niñez en los huertos de La Vega son el lienzo donde la diseñadora vuelca su creatividad sin límites temporada tras temporada.

Jazmín: los orígenes

Una historia sin fin

Carolina Herrera de Baez asiste a la cosecha de la flor en su lugar de nacimiento, Coimbatore, en el estado indio de Tamil Nadu. Es testigo de una cultura milenaria que la venera por su origen sagrado, su dimensión estética y su belleza luminosa.
Este viaje tiene la misión de capturar el efímero esplendor del sambac en un perfume para así dotarlo de vida eterna.

Una historia sin fin

Los secretos del sambac

Sambac es el nombre de unas variedades de jazmín más apreciadas en alta perfumería gracias a su intensidad y su variedad de matices. En mayo de 2017, Carolina Herrera de Baez viaja a Coimbatore, en el sur de la India, para asistir a la cosecha de la flor que es el corazón del emblemático perfume de Carolina Herrera New York, 212, y sus nuevos perfumes Good Girl y Blonde Jasmine, entre otros.

Los secretos del sambac

Recuerdos del sambac

Los días vividos en Coimbatore revelan la presencia constante del jazmín. Las citas que concierta Carolina Herrera de Baez, sus visitas a mercados y sus viajes de campo muestran el día a día de una cultura que gira en torno a la flor. Una tradición de origen místico, ya que el jazmín se cultiva principalmente para realizar ofrendas sagradas. La producción de sambac que no va destinada a los templos se lleva a los mercados de flores, mientras que el resto se dedica a la perfumería.

Recuerdos del sambac

Un viaje a la India

El viaje de Carolina Herrera de Baez a la India transcurre por calles bulliciosas, mercados que nunca duermen y la serenidad que se respira en los campos, en los prolegómenos de la cosecha del jazmín. En Coimbatore, la flor forma parte del día a día y el calendario gira en torno a ella y el ritmo infinito de los ciclos de las cosechas.

Un viaje a la India